viernes, 22 de agosto de 2014

“ANATOLY MYSHKIN, EL ZAR DESTERRADO DE LA URSS”


 Recuerdo aquella final del Mundial 82 en Cali donde la URSS estaba comandada por el coronel Myskhin y el combinado USA lo estaba por la estrella universitaria Glen Doc Rivers... os suena este nombre ehhh, orgullosos verdes?. Es cuando se me para el tiempo y aquellos momentos cobran tintes mitológicos.

"Mítica" foto escaneada de la revista Nuevo basket:Doc Rivers vuela sobre Tkachenko en la final.
Aquella final fue un espectáculo tremendo. Ganó la U.R.S.S. de forma apretadísima 95-94 con un espectacular Myshkin, con 31 puntos. 

Hizo un gran carrera NBA.
Glen “Doc” Rivers estuvo también sensacional y  acabó con 28 puntos y bien acompañado de Wiggins (con 15), aquel que jugó en Houston con las torres gemelas (Sampson y Olajuwon) la final del 86 ante los Celtics.

Tuvieron la opción de ganar (después de haber ido perdiendo 87-94) con una fuerte presión que puso nerviosos a los soviéticos. Dispusieron de la posesión en los últimos nueve segundos de partido, pero Rivers no acertó en un lejano tiro.

El quinteto ideal del campeonato fue Doc Rivers, Dragan Kikanovic, Epi, Anatoliy Myshkin y Vladimir Tkachenko, siendo designado jugador del campeonato Doc Rivers.

Pero a mí el que más me impresionó fue el zar desheredado: Anatoli Myskhin, un enorme jugador del que me moría de ganas de realizar este pequeño homenaje.

ESPAÑA TAMBIEN TUVO SU GLORIA:

¿Que decir de esta portada?:F.Martin contra Belostenny
Fue en Bogotá, en la primera fase, donde España derrotó por primera vez en su historia a Estados Unidos en un partido oficial. Ciertamente las selecciones estadounidenses no estaban todavía formadas por las estrellas de la NBA, pero siempre eran muy buenos equipos con destacados jugadores universitarios. En 1982 no fue una excepción, con jugadores que posteriormente tuvieron una importante carrera profesional como Glenn Rivers, Antoine Carr, John Sundvold, Joe Klein, Jeff Turner, y hasta un ahora viejo conocido de nuestro baloncesto: el ‘Oso’ Pinone. 109-99 fue el histórico resultado, que colocó a la Selección primera de grupo porque también derrotó a Panamá y China.

Luego en el partido de semifinales se nos cruzó la todopoderosa URSS y nos ganaron 106-93 y nos tocó jugar el partido de la lucha de la medalla de bronce que perdimos contra la Yugoslavia de Dalipagic. Un gran cuarto puesto en el Mundial.


LA APISONADORA URSS CON SU JERARQUIA RUSA AL FRENTE.

Y es que todo lo que rodea aquel mundial conforma un halo místico para el que escribe que era muy muy jovencito y muy impresionable ante aquellos jugadores de la URSS que parecían que venían del futuro: ellos fueron los que tiranizaron el panorama baloncestístico internacional superando a la mítica Yugoslavia.

Daba miedo la alineación...
La Selección Soviética está considerada la segunda mejor selección de la historia del baloncesto por el número de medallas conseguidas en Juegos Olímpicos, Mundiales y Campeonatos de Europa, tan sólo por detrás de la selección de Estados Unidos

La desintegración de la Unión Soviética en 1991 provocó la extinción de su fabulosa selección nacional. .

Cada uno de los estados resultantes de la desmembración de la URSS formó su propia selección, surgiendo las selecciones de Rusia, Lituania, Letonia, Estonia o Ucrania, por citar sólo las más relevantes.

Pero como la selección de la URSS estaba conformada en su mayoría por el Tsska  que era el equipo del ejército ruso (actual CsKA) , podemos decir sin exagerar, que son los antepasados de la actual selección de Rusia.


De esta manera,  las “minorías” estaban representadas en el 82 por el gran base letón Valters (padre de Kripstas) y el clan lituano liderado por el infernal tirador Yovaisa, la metralleta Homicius y un jovencísmo debutante  Arvidas Sabonis (17 años) que asombraría al mundo de la canasta por su increible conjunción de talento y físico (2,20) dando lugar iba a uno de los mayores talentos del basket mundial de todos los tiempos.

 Y es que la presentación en sociedad de Arvydas Romas Sabonis, fue contra España.

Vaya par ... de 2,20...
Evidentemente no tenía demasiados minutos (en algunos partidos ni jugó) en un equipo que estaba hecho y que contaba con hombres interiores de categoría. Pero ya dió muestras de su grandeza en varios partidos como por ejemplo en la paliza soviética a Colombia en la segunda fase, 143-76, en la que Sabonis anotó 28 puntos.

Aunque iban cogiendo peso en el equipo los lituanos era el núcleo duro ruso el que mandaba y de que manera,  con el mítico seleccionador y entrenador del Cska al frente, Alexander Gomelski y su plantel ruso que lo conformaba los tiradores inmisericordes como Tarakanov o Eremin, , gigantes como Tkachenko (2,20) y Belostenny  (2,17) y  jugadores muy versátiles como Lopatov (2,05) y Myshkhin (2,06) que podían jugar de alero y ala-pivot según las necesidades de Gomelski.

Y es precisamente del siberiano Anatoli Myshkhin del jugador que más voy a hablar.



ANATOLI MISKHYN: EL GENIO QUE SE PERDIÓ.


Hay un halo de misterio y de olvido sobre este enorme jugador que para mí, sin duda es uno de los mejores jugadores FIBA que he visto sobre  una cancha.

Me ha costado dios y ayuda encontrar algo en la red sobre él .De hecho, puedo dar fé que solo hay una foto de Mishkhyn en juego (en blanco y negro) y es la que os he publicado aquí.

El clan lituano:Homicius,Sabas,Yovaisa. Miskhyn rie a su lado
No tuve la fortuna de verlo en directo, pero sí pude verle varios partidos en televisión y seguirle a través de la revista mítica NUEVO BASKET que era referencia obligada en aquella época para los “enfermos” del basket como yo.  

Gracias a algunos recortes que guardo, y el video de youtube que cuelgo al final, he podido completar lo que recordaba mi memoria:un jugador superlativo.

Para los más jóvenes, teneis la posibilidad de ver un link de youtube de la final de Cali.

Anatoli fue uno de los primeros jugadores modernos , que lo hacía todo bien: reboteaba , tiraba de lejos , pasaba . Dominaba todas las facetas del juego.

Pero lo más alucinante de Miskhyn es que fue el  primer alero alto alero con 2,07 m que era capaz de hacer todas esas cosas: Un jugador total  con un físico y una rapidez de movimiento increíble. Repito, con una  técnica individual, bote, y manejo, de base y un extraordinario tirador.


La exhibición que dió contra Estados Unidos en la final del Mundial de Cali es espectacular. Hay un momento en que el partido parece Myshkin contra todos.

En su primera etapa en la selección, jugaba de ala-pívot. Luego, ya lo pusieron de exterior, y en Praga'81 y Cali'82 alcanza un rendimiento sensacional.


Fue la gran estrella de su selección en el Mundial, y sólo volvió en el Europeo de Nantes 83 y no se le citó más en torneos importantes.

Anatoli en la actualidad.
Un talentazo enorme con menos prensa que otros en las clásicas listas de "mejor jugador". Tampoco le ayudó su temprana desaparición de la selección, de la que fue vetado.

Es siberiano, y fue coronel del ejército rojo. Fue uno de los primeros soviéticos tentados por la NBA. Gran talento como he dicho,  pero parece ser que de muy dificil carácter según las fuentes “oficiales” del momento.

Quizás sea esa la causa de su ostracismo y olvido. Es muy posible que hubieran razones políticas de aquel entonces y es que la política en la URSS era tabú como muy bien os podeis imaginar.  

Voy a colgar un artículo de Sergio Hernandez Ranera, sobre el mejor alero de Europa en los 80 y un jugador que con las facilidades de hoy en día, en su tiempo hubiera sido sin duda un gran jugador incluso en la NBA de aquella época. Anatoly Myshkin.

Lo encontré de milagro y a última hora y me parece de una enorme calidad periodística y que me llena de emoción al leerlo. Me encantó.

De esta manera, espero y deseo que se haga justicia a este jugador olvidado por muchos pero que fue el primer tres alto europeo de calidad que se adelantó a su tiempo. Un jugador que vino del futuro y que el pasado se lo tragó en el olvido. 



MISKHYN: “EL BAILARÍN DEL PARQUET” (art. de Sergio Hdez. Ranera)

Así bautizaba la revista Nuevo Basket al fastuoso alero de la selección soviética tras la conclusión del mundial del baloncesto de 1982 celebrado en la ciudad colombiana de Cali.

Anatoly Myshkin, el Dios asténico de ese mundial, se presentó a la cita colombiana con venticuatro años de edad y 2´07 de estatura. Posición: alero. Su actuación en aquella final bien puede describir sus excelencias técnicas: habilidosas entradas a aro pasado remontando la línea de fondo, tiros de seis y siete metros cuando aún faltaban dos años para que se instaurara la línea de 6´25, escalofriantes mates, buenos pases... y escudero en el rebote de Vladimir Tkachenko (mejor pívot de aquel campeonato).

Un jovencísimo Anatoli con Tachenko
Clavó treinta y un puntos en la final, burlando las sucesivas marcas defensivas que le puso el equipo de USA con una elegancia tal, que también le valió el sobrenombre de "El Larry Bird europeo".

Junto a este compendio de virtudes técnicas, la superioridad de Myshkin sobre sus rivales se cimentaba en su físico (delgado, pero fibroso), pues en una época dominaba por escoltas y aleros como Epi, Riva y Dalipagic de apenas 1´98 metros, Anatoly Myshkin medía 2´07 m y se movía como una gacela. ¡Y su salto!... nadie ha vuelto a saltar tanto en esa posición hasta la irrupción de Toni Kukoc varios años después.

Aquel año, 1982, Myshkin había sido elegido mejor jugador europeo por la prensa italiana especializada de la época (la única que otorgaba este tipo de galardones), y en verano fue elegido el mejor jugador de aquel mundial. En la temporada siguiente fue de nuevo escogido mejor jugador europeo por los mismos medios de comunicación, siendo durante la década de los ochenta el único jugador declarado mejor baloncestista del continente dos veces seguidas. De hecho, el TSSKA sostuvo enfrentamientos memorables con el Milan de Meneghin y compañía, en los que Myshkin brillaba con luz propia.
 

 
En aquel equipo soviético, hubo un jugador de diecisiete años que no salió a la pista durante la final del mundial: Arvidas Sabonis. Pero al término de los entrenamientos, siempre se quedaba con Myshkin tirando a canasta desde larga distancia, aprendiendo y compitiendo. Fue Myshkin quien advirtió a los periodistas de que el futuro mejor jugador de todos los tiempos se divertía con él puliendo el tiro.


El Larry Bird Europeo.
Myshkin siempre estuvo enfrascado en problemas con los dirigentes de la federación soviética a causa de otros problemas originados con los funcionarios de aduanas del aeropuerto Sheremetevo-2 de Moscú. Durante varios años, Belosteny y él pasaron divisa fuerte (dólares americanos) a la URSS a cuenta del caviar y otros souvenirs que sacaban. Sea como fuere, la participación de Myshkin en la selección no fue continuada a partir de 1984, socavando así su ritmo competitivo e impacto mediático.


Aún así, en 1984 Alexander Gomelski formó a la más extraordinaria selección de baloncesto de la URSS de todos los tiempos con el único objetivo de conquistar la medalla de oro de los JJOO de Los Angeles en 1984. La fuerza ya incontenible de Sabonis, un Tkachenko en plena forma, cañoneros consagrados como Enden, Iovaisha y Tarakanov, la genial dirección cañonera de Valters y Eremin, la recientísima incorporación de Kurtinaitis y la clase ya contrastada de Belosteny, Lopatov, Homicius y... Myshkin. La altura media de su quinteto titular (con Sabonis jugando de cuatro) era de 2´07 metros y el equipo podía jugar a una velocidad de vértigo. Sin comentarios. Esta selección preparó hasta el último momento su concurso en la olimpiada, pues hasta el último momento no se declaró el boicot soviético y de otros muchos países en protesta por la invasión de la isla de Granada (y como devolución del boicot de USA, RFA, Canadá y demás a los juegos de Móscú). 


El equipo disputó en 1984 el torneo preolímpico arrasando a todos los equipos con diferencias cercanas a los treinta puntos, España incluída en la final. En el torneo de Navidad del Real Madrid de ese mismo año, la actuación de Myshkin rayó la genialidad, masacrando la defensa de un excelente Real Madrid desde distancias superiores a cinco y seis metros (Sabonis y Belosteni estaban en la pintura). La canasta que rompió el partido, la anotó Myshkin, por supuesto, a escasos segundos del final.

El boicot nunca permitió ver en acción a esta selección en su verdadero conjunto, pues en sus giras los jugadores variaban continuamente. En aquella época se realizaban increibles enfrentamientos con las universidades americanas que Sabonis (éste ridiculizó a un tal Ralph Sampson, cuatro años mayor) y Myshkin resolvieron. 

A partir de 1984, Myshkin fue marginado en el TSSKA y la selección, volviendo con ventiocho años al equipo de Moscú. La época del dominio del Zalgiris de Kaunas estaba en su esplendor y la final soviética se jugaba a tres partidos. En 1986, el primer partido se jugó en Kaunas con victoria lituana. 

Gomelski, Miskhyn, Tikonenko y Tachenko
En la vuelta, los lituanos subestimaron a Anatoli Myshkin (ya no era ni titular: Volkov y Tikhonenko eran ya los amos del puesto). Pero Anatoli les cascó 28 ptos para igualar la serie y forzar un desempate en Kaunas que acabaron perdiendo.

Después, Myshkin desapareció completamente y el hermetismo soviético de la época nunca aclaró los motivos de su retirada. Pero ese partido demostró que un superclase como él no estaba acabado.


Durante la década de los noventa, Anatoly Myshkin fue entrenador de baloncesto femenino. Dirigiendo al TSSKA de esta categoría, alcanzó diversos éxitos continentales en la copa Ronchetti y similares.


Anatoly Myshkin, el héroe del mundial de Cali, fue el mejor jugador de Europa en su puesto durante los primeros años ochenta, y sólo su destierro no le convirtió en uno de los más grandes.
 
Hasta hace cuatro de años, las columnas del pabellón del TSSKA de Moscú estaban decoradas con fotografías gigantes y una de ellas era de Anatoly Myshki.

 Os dejo el único video que he podido encontrar en la red, exclusivo de este maravilloso jugador.Como ya os comenté podeis encontrar el partido de la final en links.

 

Salu2 anelkianos 

Publicado por @basketatodoritm

4 comentarios:

  1. Yo vi el partido de la final del mundial y realmente Myskhin era un jugador adelantado en su época. Era un jugador de NBA claramente y si hubiera ido allí posiblemente estaríamos hablando del primer jugador europeo que hubiera triunfado en la NBA.

    ResponderEliminar
  2. Yo vi el partido de la final del mundial y realmente Myskhin era un jugador adelantado en su época. Era un jugador de NBA claramente y si hubiera ido allí posiblemente estaríamos hablando del primer jugador europeo que hubiera triunfado en la NBA.

    ResponderEliminar
  3. increible jugador.Los 80, la epoca de los mayores talentos de este deporte, tanto en USA como fuera.Myshkin es, con permiso de Kukoc, el mejor 3 europeo de la historia.

    ResponderEliminar
  4. increible jugador.Los 80, la epoca de los mayores talentos de este deporte, tanto en USA como fuera.Myshkin es, con permiso de Kukoc, el mejor 3 europeo de la historia.

    ResponderEliminar